¿CÓMO MANTENERSE SALUDABLE ESTUDIANDO DESDE CASA?

¿CÓMO MANTENERSE SALUDABLE ESTUDIANDO DESDE CASA?

Si algo hemos aprendido durante todo el 2020 es que trabajar y estudiar sin movernos de casa tiene muchas ventajas, pero también muchos puntos negativos. La falta de actividad física, los dolores musculares y el cansancio en la vista son solo algunos de los muchos síntomas que se presentan en los alumnos que se ven obligados a estudiar de forma remota. Al parecer el 2021 no nos recibió de la mejor manera, y los buenos hábitos deberán extenderse por tiempo indeterminado, por lo que si fallamos en las actividades del año pasado siempre es un buen momento para ponernos al día con nuestra salud física y mental.

LA IMPORTANCIA DE LA POSTURA

Lo primero que debemos tener en cuenta es la postura que mantenemos a la hora de trabajar con el ordenador, si lo que queremos es que después no nos duela la espalda, el cuello o cualquier otro músculo, es importante lograr sostener una postura de 90° en todo nuestro cuerpo. Con esto nos referimos a las rodillas, los brazos y codos, el cuello y la espalda recta. Además debes asegurarte de utilizar todo el respaldo de la silla para apoyar toda tu espalda.

LA ALIMENTACIÓN Y EL SEDENTARISMO

La alimentación es otro punto clave para tener en cuenta, porque si bien no existe una alimentación determinada que proteja frente a una enfermedad como es el COVID-19, lo cierto es que mantenerte saludable ayuda a mantener un sistema inmunológico óptimo frente a todos los agentes patógenos que nos rodean.
Con la rutina diaria y la actividad física se genera un gasto calórico importante, pero dada la situación actual con una cuarentena total, se produce un aumento generalizado de sedentarismo. Aunque puede (y debe) ser contrarrestado por ejercicios en casa, debemos ajustar nuestra ingesta al nuevo gasto calórico. Con una alimentación rica en vitaminas, las frutas y las verduras deben ser la base de la alimentación, ya que aportan estas vitaminas que necesitamos, junto con fibra, antioxidantes y fitoquímicos, además de un 90-95% de agua. Se trata de un combinado de nutrientes y micronutrientes esenciales para un correcto estado de salud.
Por otro lado, si hacemos memoria, las estanterías de las carnes fueron las primeras en vaciarse de los supermercados, sin embargo, las proteínas con mejor valor biológico son las del huevo, los pescados, las legumbres y los frutos secos, ya que son alimentos muy nutritivos no solo en proteínas, sino también en fibra y grasas saludables. Como otro punto a favor, tienen una conservación duradera, algo fundamental en estos tiempos.

LA ACTIVIDAD FÍSICA EN CASA

Debido al actual estado en el que nos encontramos también es importante crear unas rutinas y mantenernos ocupados el mayor tiempo posible, para de esta forma hacer más llevadero el periodo en el que debemos quedarnos encerrados. La actividad física, tanto aeróbica como anaeróbica, debería ser un pilar fundamental dentro de esta rutina, ya que nos ayudará por un lado a aumentar el gasto calórico y a mantenernos en forma, mientras que por otro lado se encargará de estimular, al igual que con la correcta alimentación, el sistema inmunológico. Por último, es una gran vía de escape a nivel psicológico, ya que el ejercicio físico reduce la intensidad de emociones como la ira, la agresividad, la ansiedad y la depresión. Incluso disminuye la sensación de fatiga, por lo que la persona se percibe más enérgica, con mayor capacidad de trabajo, y descansa mejor. Por este último punto es que los especialistas recomiendan comenzar el día realizando alguna mínima activación física, como pueden ser 15 minutos de yoga, o 20 minutos de ejercicio en bicicleta.

Estar activos a nivel físico nos ayudará a perder peso o por lo menos a mantenerlo durante el confinamiento. Mientras que también, un dato para nada menor, es que lograremos descansar más y mejor por el cansancio que produce el ejercicio en nuestro cuerpo.
Las excusas desaparecieron hace tiempo gracias a los avances tecnológicos y a las redes sociales, ya que es fácil conseguir todo tipo de ejercicios y rutinas físicas en internet. Sin embargo, es muy importante saber cuáles y que tipo son los que convienen a cada uno, por tanto, es recomendable asesorarnos por personal cualificado para ese fin.

LA LECTURA COMO LA MEJOR ALTERNATIVA

Más allá de mantener al día los estudios, muchas veces necesitamos una salida para despejar la mente y las actividades se reducen a internet, Netflix o la televisión. Sin embargo, hay otro tipo de propuesta que favorece enormemente el estímulo de la mente, y que deja de lado el estrés del trabajo o los estudios. Sabemos que a veces es complicado motivar a las personas a que lean libros cuando el agobio y el cansancio aparecen luego de no poder llevar una vida normal y habitual, sin embargo, mantener la mente despejada no debería ser solo una tarea para la televisión o las redes sociales. Si lo que te gusta es el fútbol, puedes leer una buena biografía de tu entrenador favorito, o si te apasiona la historia, puedes optar por una buena novela histórica para pasar el rato. Como beneficio adicional, dejarás de lado la saturación informativa, al menos por un rato, y resetearás la mente para estar fresco para lo que viene.